El gran potencial beneficioso que tiene la NAC en los trastornos inmunol贸gicos se debe a sus m煤ltiples mecanismos antioxidantes y antiinflamatorios.

Diversos estudios cient铆ficos demostraron la capacidad que tiene este elemento de mejorar significativamente la sintomatolog铆a asociada a condiciones que afectan al sistema que, en teor铆a, deber铆a protegernos.

La N-acetilciste铆na es un poderoso antioxidante capaz de suprimir efectivamente las reacciones de estr茅s oxidativo en nuestro cuerpo.

Estas se presentan en cualquier estado patol贸gico, aunque muchos procesos metab贸licos involucran la producci贸n de radicales libres (las mol茅culas que dan origen al estr茅s oxidativo), especialmente cuando nos alimentamos mal.

No s贸lo gracias a su efecto directo, a trav茅s de la eliminaci贸n de la producci贸n de radicales libres, sino tambi茅n a su efecto indirecto, con el aumento del glutati贸n, el antioxidante end贸geno m谩s potente, la NAC se ha convertido en un aliado interesante cuando se trata de suprimir las reacciones de estr茅s oxidativo.

Hoy en d铆a es reconocido por la ciencia como un suplemento importante en el tratamiento de algunas enfermedades cr贸nicas como la diabetes y la hipertensi贸n, as铆 como en el tratamiento de primera l铆nea para la intoxicaci贸n hep谩tica por acetaminof茅n.

Dicho esto, y regresando un poco a lo que habl谩bamos antes, el estr茅s oxidativo juega un rol fundamental en la supresi贸n de la inmunidad, ya que no s贸lo facilita la instauraci贸n de la inmunosupresi贸n, sino que tambi茅n fomenta su desarrollo.

Este es un efecto directo demostrado por la ciencia, pero que podemos inferir tambi茅n si analizamos cualquier enfermedad importante. Por ejemplo, en el caso de la diabetes, la acumulaci贸n de glucosa y el estr茅s oxidativo que genera disminuyen la viabilidad del tejido vascular y, por tanto, aumenta las posibles infecciones.

  NAC (N-Acetil-L-Ciste铆na): Qu茅 es, para qu茅 sirve, propiedades y beneficios

Otro ejemplo importante es el tabaquismo. El aumento del estr茅s oxidativo, debido a sus compuestos, genera inflamaci贸n cr贸nica, un mecanismo que, seg煤n aseguran los cient铆ficos, puede ser el origen de las infecciones a repetici贸n y del c谩ncer.

En condiciones normales, los humanos estamos capacitados para suprimir las posibles reacciones de estr茅s oxidativo que aparezcan en nuestro cuerpo debido a procesos fisiol贸gicos normales, como el procesamiento de la comida y otras reacciones qu铆micas que tienen cabida en el organismo.

Sin embargo, cuando empezamos a alterar nuestro metabolismo o nos encontramos enfermos, empieza a aumentar la cantidad de radicales libres en nuestro torrente sangu铆neo y con esto la posibilidad de agravar nuestro cuadro inicial.

Es importante estar al tanto de que mientras mayor sea la cantidad de reacciones de estr茅s oxidativo en nuestro cuerpo, en peor estado estar谩 nuestro sistema inmune.

Es aqu铆 donde entra la NAC y todos sus beneficios.

La acetilciste铆na pinta como un posible coadyuvante necesario para restablecer el potencial inmune de nuestro organismo, especialmente durante y despu茅s de cualquier evento patol贸gico o enfermedad.

Hay varios puntos importantes a destacar cuando se habla del potencial inmune que otorga la NAC; sin embargo, lo resumiremos en tres puntos clave.

Tabla de Contenido

Add a header to begin generating the table of contents

Inmunoregulaci贸n

Uno de los factores clave que debe tener una respuesta inmune adecuada es la regulaci贸n.

Parezca o no, muchas veces los procesos patol贸gicos se rigen por un exceso de liberaci贸n de inmunoglobulinas y defensores del cuerpo, en vez de ser la 鈥渇alta鈥 de ellos lo que caracterice el proceso.

La NAC ha demostrado ser un regulador natural de la secreci贸n de IgE e IgA, dos inmunoglobulinas implicadas en varios procesos respiratorios, especialmente los relacionados con la inflamaci贸n cr贸nica que discut铆amos antes, la cual est谩 asociada a las infecciones a repetici贸n y al c谩ncer (1).

  N-Acetil-L-Ciste铆na. Alimentos vs. Suplemento: Caracter铆sticas claves a tener en cuenta. Contraindicaciones.

Adem谩s, este antioxidante es capaz de regular la producci贸n de citoquinas que no s贸lo son proinflamatorias, sino que tambi茅n son pro-fibr贸ticas. Es decir, son capaces de crear fibrosis posterior a la inflamaci贸n, un proceso que es realmente importante en algunas enfermedades como la fibrosis qu铆stica, patolog铆a en la cual la NAC ha demostrado corregir ciertas disfunciones inmunol贸gicas asociadas (2).

Por otro lado, con el aumento indirecto en la producci贸n del glutati贸n, tambi茅n existe una gran regulaci贸n de los procesos inflamatorios.

Algunos estudios afirman que la NAC puede disminuir la inflamaci贸n al mismo tiempo que disminuye la migraci贸n de leucocitos (gl贸bulos blancos) hacia el 谩rea inflamada, limitando la progresi贸n de ciertas enfermedades que usan este mecanismo para afianzarse y desarrollarse en nuestro cuerpo (3).

Adem谩s, tambi茅n se relaciona a la NAC con una disminuci贸n en la formaci贸n y deposici贸n de inmunocomplejos, que no s贸lo est谩n formados por IgA e IgE, sino tambi茅n por IgM.

Es decir, no s贸lo tiene efecto directo sobre la regulaci贸n, sino tambi茅n en los posibles efectos secundarios posteriores (4).

Macro defensas naturales

Nuestro cuerpo no s贸lo se basa en c茅lulas y mol茅culas defensoras, sino que tambi茅n hay otras defensas macrosc贸picas que van m谩s all谩.

Una de ellas es el moco, el cual normalmente es un aliado que arrastra a todos los microorganismos y mol茅culas nocivas de nuestro tracto respiratorio (en particular); sin embargo, hay casos donde no termina siendo muy bueno.

La acumulaci贸n de moco puede conllevar a la aparici贸n de infecciones graves o procesos obstructivos importantes como la bronquitis cr贸nica.

La NAC ha demostrado ser un regulador natural de la cantidad de mucina que producimos, as铆 como de los movimientos de los cilios para la buena eliminaci贸n de los mocos y todo lo que contienen (1).

  El uso de la Acetilciste铆na en el Embarazo

Adem谩s, inclusive podr铆a afectar la adhesi贸n de las bacterias a las c茅lulas a trav茅s de la regulaci贸n de factores que se expresan en la superficie de los tejidos.

Efecto antibacteriano

Por 煤ltimo, pero no menos importante, la NAC podr铆a tener un efecto directo sobre los mecanismos de defensa que utilizan las bacterias. Uno de los m谩s estudiados es la formaci贸n de un biofilm, una capa bastante resistente a la gran mayor铆a de los antibi贸ticos existentes (5).

Parece que la N-acetil-L-ciste铆na puede disminuir significativamente la producci贸n del biofilm, as铆 como aumentar la permeabilidad de esta capa, permitiendo que los antibi贸ticos traspasen y hagan efecto.

La NAC se est谩 planteando como un excelente coadyuvante a ser considerado en una gran cantidad de bacterias que utilizan este mecanismo de defensa, especialmente el Staphylococcus aureus, uno de los m谩s temidos.

Est谩 claro: los estudios anteriormente se帽alados reflejan claramente los efectos positivos que tiene la N-acetil-L-ciste铆na en la prevenci贸n y tratamiento de diversas patolog铆as de 铆ndole inmune.

Si a esto se le suma un correcto r茅gimen alimenticio, una rutina de ejercicio f铆sico regular, un estilo de vida calmado, entre otros factores positivos para la salud, el riesgo de que este tipo de condiciones aparezca o evolucione cr贸nicamente se va a ir al m铆nimo.

隆No te queda de otra, debes incluir a la NAC en tu nutrici贸n diaria!

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *