El Ácido Alfa Lipoico y sus beneficios para la Diabetes DM tipo 2

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
acido alfa lipoico y diabetes

El gran potencial beneficioso que tiene el ácido alfa lipoico (ALA) se debe a sus múltiples mecanismos de acción.

Este ácido graso permite una mejor regulación antioxidante, antidiabética y anti-lipídica en el interior del organismo, favoreciendo además la pérdida de peso corporal del individuo que lo consume.

Para que el ser humano obtenga el bienestar de su cuerpo es muy importante mantener los valores de ciertos marcadores metabólicos bajo control.

Elementos como la glucosa en sangre, también llamada glucemia, los triglicéridos, colesterol “bueno” HDL, “malo” LDL y total, enzimas de regulación hepática, urea y creatinina, entre otros, son necesarios que se encuentren entre los parámetros indicados para cada ser humano.

Estos valores se pueden controlar, regular, aumentar y disminuir si se toman ciertas medidas como mantener un peso adecuado a nuestras características morfológicas, realizar ejercicio físico regular, vivir una vida sin estrés, disminuir la carga de trabajo al páncreas, aumentando la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa, purificar nuestros vasos sanguíneos de cualquier impureza que esté transitando, disminuir el estrés oxidativo, productor de terribles radicales libres, entre muchas otras medidas.

Si estas pautas se lograran, la aparición y complicación de enfermedades crónicas, tales como cardiopatías, patologías cerebrovasculares, diabetes mellitus tipo 2, hepatopatías, entre otras asociadas al síndrome metabólico, se evitarían por completo o, al menos, en gran medida.

La buena noticia es que muchos especialistas han dedicado su tiempo desde hace varios años en estudiar diversos elementos naturales capaces de prevenir y hasta combatir estas patologías.

En esta categoría de súper elementos para el beneficio de nuestro organismo, el ácido alfa lipoico (ALA), también llamado ácido tióctico, puede ser encontrado entre los más estudiados.

Tabla de Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

     Propiedades beneficiosas del ALA en relación a patologías de origen metabólico

     

    Siendo muy importante para nuestro organismo, podemos encontrar el ácido alfa lipoico en productos de origen animal como riñones, hígado y corazón, y en productos de origen vegetal como espinacas, guisantes, zanahorias, coles de Bruselas, brócoli, tomates, extracto de levadura y salvado de arroz.

    Sin embargo, los expertos recomiendan el consumo de suplementación exógena a base de ALA ya que nosotros generamos, naturalmente, muy poca cantidad de este elemento y que al consumirlo en la alimentación, sólo podemos metabolizar mínimas cantidades del mismo.

    Dicho esto, una significativa cantidad de estudios científicos respaldan su consumo, señalando los potentes efectos beneficiosos proporcionados para frenar la evolución de ciertas patologías metabólicas.

    > Diabetes y el ácido alfalipoico

     

    Ya en el año 1997 se estudiaron sus beneficios con respecto a la prevención de las complicaciones de la DM tipo 2. En aquella vez, se utilizaron 73 pacientes diabéticos tipo 2 donde se les administraron dosis diarias de ALA por 4 meses. El estudio se enfocó en reconocer las condiciones cardiovasculares de los pacientes, consiguiendo resultados favorables, especialmente en cuanto a la frecuencia cardíaca (1).

    Otra investigación acerca del efecto que tiene el ácido alfa lipoico en las complicaciones de la DM tipo 2 fue realizada en el año 2013, donde se comprobó que este elemento graso tiene un efecto positivo en disminuir la sintomatología de la neuropatía diabética, especialmente en pacientes con buen control glucémico (2).

    Los potentes mecanismos de acción del ALA también fueron señalados en un estudio publicado en el “Canadian Journal of Physiology and Pharmacology”. En esta investigación se estableció que el ácido alfa lipoico debe sus beneficiosos efectos en pro de la DM tipo 2 gracias a su gran potencial antioxidante y antiinflamatorio, ejerciendo un rol esencial en las reacciones que ocurren dentro del complejo mitocondrial (3).

    Los autores concluyeron que el ALA podría ser usado en el manejo de complicaciones diabéticas como la retinopatía, neuropatía y otras condiciones vasculares asociadas.

    > El ácido alfalipoico, el Síndrome Metabólico y la pérdida de peso

     

    En el año 2007, se publicó en la revista “Expert Opinion on Investigational Drugs” el posible mecanismo de acción del ácido alfa lipoico en cuanto a tratar la sintomatología asociada al síndrome metabólico (4).

    Se evidenció que el ALA es capaz de modular la expresión de algunos genes a nivel central y periférico con respecto al tejido cardíaco y la musculatura lisa de la aorta. Esto apoyaría su potencial aplicación como agente terapéutico al tratamiento convencional del síndrome metabólico.

    En cuanto al efecto que tiene este ácido graso en la pérdida de peso, un estudio llevado a cabo en el año 2010 se basó en 1127 individuos con sobrepeso u obesidad a quienes se les administró una dosis diaria de ALA de 800 mg (5).

    Al finalizar la investigación, se evidenció una reducción del peso, cintura y cifras de presión arterial, considerando al ácido como el elemento ideal para combatir las enfermedades crónicas relacionadas al exceso de peso corporal.

    En el 2011, personal del Departamento de Medicina Interna perteneciente al Colegio de Médicos de la Universidad de Ulsan en Corea del Sur publicaron resultados similares en su estudio con 360 individuos obesos con otras patologías asociadas (hipertensión arterial, DM tipo 2 o hipercolesterolemia) (6).

    Concluyeron que el uso del ALA puede ayudar a obtener una pérdida modesta de peso en individuos obesos, pudiendo ser considerado en el futuro como terapia complementaria para este fin.

    Por si esto fuera poco, hay aún más evidencia que muestra que el ácido alfa lipoico puede disminuir los niveles de triglicéridos y medidas de peso corporal en pacientes diabéticos tipo 2 y obesos. Esto fue comprobado por científicos de Bosnia y Herzegovina en el año 2015, quienes incluyeron en la dieta de los pacientes 600 mg diarios de ALA por 20 semanas (7).

    Teniendo en cuenta la información suministrada por los anteriores estudios, se podría decir que el consumo regular de dosis de ácido alfa lipoico podría tener excelentes resultados en pro de la sintomatología producida por patologías de índole metabólica y otras asociadas, además de sus posibles complicaciones.

    Si a esto se le suma un correcto régimen alimenticio, una rutina de ejercicio físico regular, un estilo de vida libre de estrés, entre otros factores positivos para la salud, el riesgo de que estas enfermedades aparezcan o evolucionen crónicamente se va a ir al mínimo.

    ¡Así que no te queda de otra que incluir al ácido alfa lipoico en tu nutrición diaria!

      Ácido Alfa Lipoico y sus beneficios en la neuropatía diabética

    Suscríbete a nuestro Canal, es GRATIS

    Aprende cómo mejorar tu salud a través de la nutrición y los suplementos que han demostrado, a partir de la evidencia científica y la experiencia clínica, su eficacia en las últimas décadas.

    Si te pareció interesante este post, estos también te van a gustar:

    Productos Recomendados del Marketplace

    Ir arriba