Beneficios de la Coenzima Q10 en el embarazo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
coenzima q10 y embarazo

El embarazo puede considerarse como el milagro de la vida, siendo este un complejo proceso que requiere de estrictos controles para asegurar su correcto desarrollo.

A nivel nutricional, la inclusión de la coenzima Q10 en este período ha demostrado ser de gran ayuda en la prevención y tratamiento de diversas complicaciones relacionadas a la gestación.

Todos sabemos que el embarazo es el milagro de la vida misma, siendo capaz de crear un ser humano genéticamente distinto a todos los demás desde cero. Por esta misma razón es tan importante asegurarse de que todo vaya bien con su desarrollo.

Desde hace muchos años se han ido implementado protocolos y técnicas siempre más avanzadas en busca de controlar el período gestacional de la mujer, previniendo y tratando a tiempo cualquier posible complicación que pueda aparecer en los distintos trimestres del embarazo.

Este cuidado abarca, además de todo lo que corresponde al aparato reproductor femenino, la evaluación desde un punto de vista psicológico, emocional, social y nutricional, siendo este último indispensable tanto para la salud de la mamá como para la del bebé.

Son muchas las recomendaciones nutricionales que se dan en el caso del embarazo, siendo todas respaldadas por estudios científicos de gran validez.

Algunos ejemplos de estas abarcan la administración de hierro para evitar el riesgo de anemia ferropénica, ácido fólico para la correcta formación de nuevas células, vitamina B12 para ofrecerle al bebé un correcto desarrollo de su sistema nervioso, ácidos grasos Omega-3 para prevenir diversas complicaciones del embarazo, entre otros elementos.

Ahora bien, desde hace algunas décadas, el uso de la coenzima Q10 se ha hecho bastante popular entre la comunidad científica, siendo capaz de prevenir una gran cantidad de patologías metabólicas, neuronales, musculares, cardiovasculares, etc

Dicho esto, se ha demostrado también su potente efecto beneficioso para el embarazo.

A continuación, te presentaremos los resultados que demuestran cómo la CoQ10 es capaz de mejorar ciertas condiciones médicas vistas durante el período gestacional, asegurando así la buena salud de la madre y del producto de la concepción.

Tabla de Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

     La coenzima Q10 y el embarazo a finales del siglo pasado

     

    Ya antes de los años 2000, la CoQ10 empezaba a relacionarse con el embarazo, haciéndose un valioso puesto entre los elementos nutricionales más recomendados para solucionar diversas problemáticas referentes al mismo.

    Algunos estudios demostraron su efecto terapéutico en patologías cardiovasculares fetales, mientras que otros establecieron una asociación entre niveles anormales de coenzima Q10 y el aumento del riesgo de la actividad uterina pretérmino, abortos espontáneos, hipoxia e hidropesía fetal (1, 2, 3, 4).

    Observando los resultados, este elemento no sólo empezó a tomarse en cuenta como un agente terapéutico, sino también como un marcador a tener en consideración para prevenir el desarrollo de las condiciones médicas antes mencionadas, entre otras.

    Además, los hallazgos relacionados con la administración de diversos elementos antioxidantes durante la gestación, entre ellos la coenzima Q10, demostraron que estos son capaces de prevenir un incremento en el riesgo de desarrollo de anomalías genéticas durante el embarazo al proporcionar, principalmente, una acción protectora frente a los productos del estrés oxidativo (5).

    Te puede interesar:

      Beneficios de la CoQ10 en la diabetes

     La CoQ10 en la prevención de la preeclampsia

     

    La preeclampsia es un desorden que puede desarrollarse durante la gestación, el cual conduce a un compromiso de la normal respuesta hemodinámica de la paciente, produciendo así severas complicaciones a nivel cardiovascular que ponen en peligro las vidas de la mamá y del bebé.

    Diversos estudios han demostrado una relación inversamente proporcional entre los niveles de coenzima Q10 en el plasma sanguíneo y el desarrollo de la patología en embarazadas.

    En comparación con mujeres no embarazadas y embarazadas sanas, las pacientes con preeclampsia tenían concentraciones plasmáticas de este elemento significativamente más bajas (6, 7, 8).

    Tomando en cuenta esta asociación, los científicos empezaron a considerar el efecto negativo que tiene el estrés oxidativo a nivel cardiovascular, incrementando la producción de factores pro-inflamatorios y vasoconstrictores, los cuales resultan en la degeneración vascular y en la sintomatología característica de la preeclampsia: hipertensión arterial y proteinuria (9).

    Lo anterior explicaría el efecto preventivo que tiene la suplementación exógena de CoQ10 en pacientes con alto riesgo de desarrollar esta patología (10).

    Te puede interesar:

     Prevención de otras complicaciones en el embarazo a través de la coenzima Q10

     

    Los estudios que demuestran la eficacia que tiene la CoQ10 en prevenir otras complicaciones además de la preeclampsia han sido varios.

    A través de la administración de este elemento se ha constatado que el mismo es capaz de mejorar, desde muchos puntos de vista, tanto la salud de la mujer embarazada como la del bebé en camino.

    A continuación, se presentan algunos de estos resultados:

    • Correlación positiva entre los niveles plasmáticos de coenzima Q10 y los resultados finales del embarazo, evidenciándose una alta concentración de la misma en aquellos casos donde el estrés oxidativo puede ocasionar ciertas complicaciones como la restricción del crecimiento intrauterino, hipoxia intrauterina, etc. (11, 12).
    • Evidencia de un incremento en las concentraciones plasmáticas de pacientes con diabetes gestacional, desarrollándose la hipótesis de que las propiedades de la CoQ10 actúan en pro de un mecanismo compensatorio para contrarrestar el efecto del estrés oxidativo asociado a la hiperglucemia y la resistencia a la insulina (13).
    • Un estilo de vida saludable durante el embarazo que incluya el no consumo de tabaco y la realización regular de ejercicio físico propicia la existencia de concentraciones plasmáticas elevadas de antioxidantes, coenzima Q10 incluida, que sirven para contrarrestar el efecto negativo del estrés oxidativo, mejorando así la calidad de vida de las pacientes (14).
    • La CoQ10 es capaz de reducir los niveles de algunos marcadores pro-inflamatorios asociados a la pérdida idiopática recurrente del embarazo (15).
    • Como se considera que la disfunción mitocondrial y el daño al material genético, ambos producidos por el estrés oxidativo, juegan importantes roles en la patogénesis del embarazo molar, forma anormal de la gestación, se cree que la coenzima Q10 es capaz de prevenir estos procesos degenerativos gracias a sus potentes cualidades antioxidantes (16).

    Como podrás haber constatado, la coenzima Q10 tiene un papel muy importante en cuanto a la acción protectora en contra del estrés oxidativo, especialmente durante la gestación, mejorando así la calidad de vida de la embarazada y evitando la aparición de severas complicaciones que puedan afectar al bebé.

    Entonces, ¿qué esperas?

    Coméntalo con tu ginecólogo/a e incluye a la coenzima Q10 en tu nutrición diaria para así disfrutar de sus múltiples beneficios para la salud.

    Suscríbete a nuestro Canal, es GRATIS

    Aprende cómo mejorar tu salud a través de la nutrición y los suplementos que han demostrado, a partir de la evidencia científica y la experiencia clínica, su eficacia en las últimas décadas.

    Si te pareció interesante este post, estos también te van a gustar:

    Productos Recomendados del Marketplace

    Ir arriba