Flecha El gran potencial beneficioso que tiene el cardo mariano para el hígado se debe a sus múltiples mecanismos antioxidantes, purificadores, regulatorios y regenerativos.

Flecha Diversas investigaciones científicas demuestran que el cardo mariano es una opción bastante potente y oportuna para mejorar la salud del hígado.

Desde pequeños nos enseñan que el cuerpo humano está compuesto por un sinfín de células, las cuales forman tejidos, los cuales crean órganos y sistemas. Todo esto, al final, funciona como un conjunto en pro del buen funcionamiento de nuestro organismo.

Con esto en mente, el hígado, perteneciente al sistema gastrointestinal, se considera uno de esos órganos clave para que nuestro cuerpo trabaje correctamente. Siendo capaz de metabolizar una gran cantidad de sustancias nocivas para la salud, el hígado representa el filtro del cuerpo humano.

Aparte, este órgano interviene en funciones indispensables como la elaboración de la bilis, coagulación de la sangre, producción de proteínas, regulación del colesterol, aumento de la inmunidad, entre otras.

Debido a lo anterior expuesto, la salud del cuerpo humano merecerá un hígado en óptimo estado.

Muchas han sido las maneras para prevenir y tratar las diversas enfermedades que son capaces de afectar al hígado y llevarlo a un estado de deterioro tal capaz de destruir el cuerpo humano desde adentro.

Entre estas alternativas se encuentra el cardo mariano, conocido científicamente como Silybum marianum y coloquialmente como cardo amargo, el cual proporciona una manera natural para desintoxicar el organismo.

Esta planta tiene todas las características para purificar y regular nuestro cuerpo, evitando la aparición de enfermedades dermatológicas, inflamatorias, hematológicas, inmunitarias, metabólicas e intestinales.

  Cardo Mariano y Coenzima Q10

 Estudios afirman los beneficios del cardo mariano para el hígado

Numerosos han sido los estudios que comprueban los efectos beneficiosos del cardo mariano en relación a ciertas condiciones médicas que afectan al hígado, tales como el hígado graso, asociado o no al consumo de alcohol, la cirrosis hepática, las hepatopatías agudas y crónicas, y el carcinoma hepatocelular.

Todo esto es logrado gracias a sus potentes características beneficiosas.

Una investigación realizada en la Segunda Universidad de Nápoles, Italia, se basó en el estudio de diversas publicaciones acerca del extracto de cardo mariano, pero con especial atención a la silimarina y la silibinina, dos de sus potentes principios activos, logrando obtener datos impresionantes.

Se evidenció que su capacidad de acción antioxidante, antiinflamatoria y antifibrótica proporcionaba una buena dosis de ayuda en casos de hepatopatías crónicas, cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular (1).

Además, su acción antiviral creaba una barrera contra infecciones como la de los virus de la hepatitis B y C.

En el caso de pacientes afectos de hígado graso, relacionado o no al consumo excesivo de alcohol, la investigación demostró las acciones del compuesto gracias a su capacidad para mejorar el estrés oxidativo, la necrosis celular, la resistencia a la insulina, la acumulación de grasas y la disfunción mitocondrial, siendo su consumo beneficioso en estos casos.

Otra investigación realizada y publicada por científicos italianos también comparó una gran cantidad de fuentes bibliográficas relacionadas al uso clínico del cardo mariano (2).

La química, farmacocinética y biodisponibilidad de esta planta y sus componentes fueron estudiadas, evidenciándose su potencial capacidad para ayudar a pacientes con diversas afecciones hepáticas mediante las acciones previamente descritas.

  Cardo Mariano (Silybum marianum): Qué es, para qué sirve, propiedades y beneficios

Un estudio realizado en la Universidad de Texas, USA, asoció las acciones protectoras de la silibinina con el efecto que tiene la obesidad en el aumento del riesgo de padecer hepatopatías no alcohólicas y carcinoma hepatocelular.

Aparte de reducir la resistencia a la glucosa y aumentar la tolerancia a la insulina, factores determinantes en la obesidad y en el síndrome metabólico, este compuesto redujo los niveles de inflamación hallados en estas condiciones médicas, controlando la aparición de ciertos marcadores pro-tumorales (3).

Previamente fue mencionada la capacidad hepatoprotectora del cardo mariano contra ciertas infecciones.

Parte de esto fue demostrado en un estudio dirigido por científicos japoneses, quienes lograron demostrar la capacidad de protección de la silibinina en contra de la acción del virus de la hepatitis B mediante una serie de mecanismos (4).

El efecto hepatoprotector e inmunomodulador del cardo mariano también fue estudiado por científicos brasileños, proporcionando un suplemento a base de silimarina a peces tilapia del Nilo.

Tanto el grupo control como el suplementado fueron infectados con Streptococcus agalactiae. Al finalizar el estudio, los peces no suplementados evidenciaron cambios hepáticos más agresivos en comparación con los otros, los cuales tuvieron una tasa de supervivencia un 28% más alta (5).

Al concluir las investigaciones, la mayoría de estas recomendaron seguir estudiando y desarrollando pruebas con el cardo mariano para que sus innumerables beneficios para la salud hepática del ser humano sean más conocidos y tomados en cuenta para el tratamiento regular de diversas enfermedades agudas y crónicas.

Si a esto se le suma un correcto régimen alimenticio, una rutina de ejercicio físico regular, un estilo de vida calmado, entre otros factores positivos para la salud, el riesgo de que este tipo de condiciones aparezca o evolucione crónicamente se va a ir al mínimo.

  Cardo Mariano Infusión vs. Suplemento: Características claves a tener en cuenta.

¡No te queda de otra, debes incluir al cardo mariano en tu nutrición diaria!

Únete a nuestra Comunidad.

¿Te gustó el post? Queremos compartir contigo la mejor información sobre salud natural y darte las claves para poder tomar el control de tu propia salud. Súscríbete y te enviaremos un email mensual con los artículos más destacados.
¡Claro, Me apunto!

POSTS RELACIONADOS, MÁS SALUD!