Cardo Mariano y Coenzima Q10

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
cardo mariano y coenzima q10

El cardo mariano, una planta altamente divulgada en las herbolarias, y la coenzima Q10, un elemento que se sintetiza en nuestro cuerpo, son opciones esenciales para el bienestar humano.

Múltiples estudios científicos demostraron la capacidad que tienen estos elementos de producir un sinergismo tal capaz de mejorar, a través de varios mecanismos, la sintomatología asociada a diversas condiciones médicas.

Cuando hablan de la respiración, la importancia de esta función vital es tan obvia que no es muy necesario discutirla.

Pero, ¿has escuchado hablar de la respiración celular?

Es un proceso que se lleva a cabo en un organelo de la célula llamado mitocondria, mediante el cual se produce la energía que circula en la célula, así como ocurre con el oxígeno en los pulmones.

En esta función de respiración celular es donde entra un componente del que muy pocos hablan: la coenzima Q10.

La ubiquinona, como también se le conoce a la coenzima Q10, se produce naturalmente en nuestro organismo, pero, además, es necesario que se sintetice a través de nutrientes de la dieta para alcanzar las necesidades diarias requeridas.

Si no tenemos suficiente coenzima Q10 en nuestro organismo, comienzan los problemas.

Y es que llaman la atención las cantidades disminuidas de ubiquinona en enfermedades cardíacas, vasculares, cancerígenas, entre otras.

Es importante resaltar los tejidos donde se encuentra con mayor abundancia la ubiquinona: corazón, hígado, riñones y páncreas, y cómo todos ellos se relacionan de forma tan estrecha con las enfermedades cardio-metabólicas: diabetes, obesidad, hipertensión, dislipidemias, etc.

Es interesante también saber que los lugares antes mencionados donde esta coenzima se encuentra en mayor proporción son los mismos sitios donde el cardo mariano y su principio activo (silimarina) ejercen la mayoría de sus efectos.

Es más, si vemos de cerca a la coenzima Q10 y al cardo mariano, nos daremos cuenta de algunas coincidencias impresionantes.

Tabla de Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

     No siempre dos es mejor que uno


    En la medicina convencional, se le llama sinergia o sinergismo a la combinación de recomendaciones terapéuticas tanto farmacológicas como no farmacológicas.

    El objetivo de la sinergia es aumentar la eficacia de las intervenciones, mejorando el estado clínico, previniendo complicaciones y disminuyendo efectos adversos en el paciente.

      Beneficios del Cardo Mariano para la salud del ser humano

    Esto ocurre porque, cuando dos elementos actúan en sinergia, las dosis utilizadas son menores y disminuyen los efectos secundarios. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la sinergia como teoría no se aplica de la misma manera.

    Hay medicamentos que no se pueden ni se deben combinar, pudiendo potenciar los efectos adversos en vez de disminuirlos.

    Una sinergia puede o no ser útil en el campo de la medicina, y esto es importante saberlo ahora que queremos estudiar cómo funcionan de forma conjunta el cardo mariano y la coenzima Q10, dos compuestos que tienen algo en común: son extractos y suplementos de origen natural.

     Sinergia entre el cardo mariano y la coenzima Q10


    Con los tratamientos herbolarios, que no son considerados fármacos, sino suplementos nutricionales, se ha observado en varios estudios que la asociación de una o más plantas (o sus principios activos) contribuye a potenciar sus correspondientes efectos, previene complicaciones y no causa efectos adversos.

    Este es el caso de la silimarina, el compuesto activo que se encuentra en el cardo mariano, y de la ubiquinona, nombre alternativo de la coenzima Q10, elemento que interviene en importantes procesos biológicos de la célula.

    Al investigar más a fondo las funciones de estos dos compuestos, encontramos similitudes que las hacen trabajar de forma sinérgica, no existiendo efectos colaterales algunos, ya que la primera carece de efectos adversos y la segunda se sintetiza naturalmente en el organismo.

    Para empezar, la CoQ10 y el cardo mariano se absorben de manera similar y su administración conjunta es una excelente idea. La coenzima Q10 se absorbe mejor por vía oral en presencia de sustancias o nutrientes liposolubles (1, 2).

    De igual forma, los extractos de silimarina naturalmente presentan alta absorción en presencia de sustancias grasas o lipídicas.

    Es inclusive una óptima idea administrarlas junto a otras vitaminas y principios activos, que también se absorben bien en presencia de grasas, como lo son las vitaminas A, D, E, K, así como algunos minerales (3).

    Respecto a sus funciones en la célula, ambos componentes también comparten vías metabólicas.

      Cardo Mariano (Silybum marianum): Qué es, para qué sirve, propiedades y beneficios

    Tanto la silimarina como la CoQ10 intervienen en la respiración celular llevada a cabo en la mitocondria, órgano celular encargado de crear energía para el funcionamiento y mantenimiento de las funciones celulares.

    La silimarina interviene en la formación y mantenimiento del glutatión (una de las principales sustancias antioxidantes), mientras que la CoQ10 hace exactamente lo mismo, generando energía proveniente de los lípidos, aminoácidos e hidratos de carbono.

    También es importante destacar que la coenzima Q10 previene las reacciones de oxidación y la consecuente formación de radicales libres y estrés oxidativo (4).

    Este efecto antioxidante sinérgico entre la silimarina y la coenzima Q10 tiene una particularidad: son dos vías diferentes que se complementan entre sí y potencian el efecto.

    Ahora bien, los efectos de estos componentes no sólo se encuentran a nivel microscópico y molecular, sino que el cardo mariano y la coenzima Q10 tienen acciones positivas sobre diversos órganos y sistemas.

    El cardo mariano, por un lado, disminuye la insulinorresistencia al actuar sobre el tejido graso. En este tejido, el cardo mariano no permite que el adipocito se convierta en productor de sustancias proinflamatorias, previene la peroxidación de grasas, y reduce la incidencia de hígado graso y sus consecuencias (5).

    Además, el cardo mariano tiene un efecto bloqueador de los receptores de angiotensina II, factor beneficioso para la tensión arterial sistémica (6).

    Por otra parte, la CoQ10 disminuye la presión arterial, reduce la oxidación de lípidos, disminuye el riesgo cardiovascular y mejora la insuficiencia cardíaca crónica, la DM tipo 2 y la aterosclerosis (7).

    En consecuencia, es fácil discernir una acción sinérgica entre el uno y el otro.

    De igual forma, ambos tienen una actividad protectora celular sobre el tejido cardíaco y otros en presencia de agentes anticancerosos, tales como la doxorrubicina (8, 9).

    En el cáncer, la CoQ10 tiene un efecto indirecto al estimular la respuesta celular del sistema inmunológico, mientras que el cardo mariano ejerce acciones directas sobre varios tipos de cánceres, en algunos casos, como adyuvante de agentes anticancerosos y, en otros, actuando sobre poblaciones de células cancerosas propiamente dichas (10).

    Este último efecto también se observa con la coenzima Q10, al prevenir la multiplicación de células malignas (11, 12).

    En conclusión, el cardo mariano y la coenzima Q10 son dos componentes herbolarios, uno proveniente de las plantas y otro naturalmente sintetizado en el organismo, pero que comparten funciones que se complementan entre sí de maneras asombrosas.

    El uso en conjunto de estos suplementos no ha reportado efectos adversos y puede beneficiar al sistema cardiovascular, prevenir ciertos tipos de cáncer, mejorar el potencial antioxidante y reducir la incidencia de la resistencia a la insulina en pacientes de riesgo.

      Uso del Cardo Mariano (Silybum marianum) para la salud de tu hígado

    Si a esto se le suma un correcto régimen alimenticio, una rutina de ejercicio físico regular, un estilo de vida calmado, entre otros factores positivos para la salud, el riesgo de que este tipo de condiciones aparezca o evolucione negativamente se va a ir al mínimo.

    ¡No te queda de otra, debes incluir al cardo mariano y a la coenzima Q10 en tu nutrición diaria!

    Suscríbete a nuestro Canal, es GRATIS

    Aprende cómo mejorar tu salud a través de la nutrición y los suplementos que han demostrado, a partir de la evidencia científica y la experiencia clínica, su eficacia en las últimas décadas.

    Si te pareció interesante este post, estos también te van a gustar:

    Productos Recomendados del Marketplace

    Ir arriba