Flecha El gran potencial beneficioso que tiene el cardo mariano en la diabetes se debe a sus múltiples mecanismos antioxidantes, regulatorios y regenerativos.

Flecha El principio activo de esta planta, la silimarina, ha sido estudiado con mucho énfasis en la prevención, curación y regeneración de los daños proporcionados por la DM tipo 2.

Vivimos en un mundo donde el concepto de salud se ha visto modificado por la siempre creciente cantidad de gente que permanece contenta tomando la medicación para sus enfermedades crónicas, “callando” los síntomas en vez de curarlos.

Desde hace muchos años, el tratamiento de las dolencias del hombre ha sido vinculado a la farmacoterapia, cuando lo único que este necesita es proporcionarle a su cuerpo los elementos necesarios para prevenir o hasta tratar cualquier patología.

Cada vez son más los médicos y especialistas en la materia que apoyan el consumo de plantas medicinales para prevenir o curar definitivamente estas enfermedades crónicas.

Entre las más investigadas se encuentra la diabetes mellitus tipo 2, responsable de una gran cantidad de pacientes crónicos a nivel mundial.

 Complicaciones de la DM tipo 2

La DM tipo 2, a diferencia del tipo 1, aparece por una incorrecta regulación de la glucosa en sangre (glucemia) por parte del organismo. Ya sea por una disfunción a nivel celular llamada resistencia a la insulina o una afectación del hígado capaz de producir glucosa en exceso, el signo principal de esta enfermedad es el aumento sobre los niveles normales de la glucemia (hiperglucemia).

El poseer elevadas cifras de glucemia por mucho tiempo tiende a generar complicaciones, especialmente a nivel vascular, acumulándose en los vasos capilares de menor calibre ubicados en las porciones alejadas de las extremidades, una condición que puede llevar al desarrollo de la neuropatía diabética.

  Cardo Mariano Infusión vs. Suplemento: Características claves a tener en cuenta. Contraindicaciones.

También afecta los vasos sanguíneos de los ojos, riñones e hígado, aunado al hecho que el páncreas se ve afectado por una sobreproducción de insulina, la cual lo hace trabajar muchas veces más que en condiciones normales.

Entre las alternativas para curar la DM tipo 2 se encuentra el cardo mariano, cuyo nombre científico es Silybum marianum. También conocido como cardo amargo, su uso medicinal se debe a su capacidad para limpiar el organismo de quien lo consume.

 Cardo mariano en la diabetes

Esta planta es una fuente importante de elementos nutricionales, siendo el elemento principal la silimarina, su potente principio activo, cuyos beneficios para la salud son muchos, así como los estudios clínicos que los soportan.

Esta planta tiene todos los elementos para tratar enfermedades del hígado y purificar nuestro cuerpo, combatir el acné, combatir el estrés oxidativo, reducir los niveles de colesterol, mejorar la circulación sanguínea, actuar como antiinflamatorio natural y laxante.

Pero su función más importante, y la razón de su lugar entre los ingredientes de mayor uso saludable, es la de prevenir y curar la diabetes tipo 2, así como impedir la aparición de sus complicaciones por un mal control.

Su uso contra la DM tipo 2 se ha extendido por su capacidad de:

  • Disminuir los niveles de glucosa en sangre.
  • Aumentar la sensibilidad a la insulina.
  • Regenerar el tejido hepático.

Por ende, es una planta muy aconsejable en casos de hiperglucemia, hipercolesterolemia, obesidad, hígado graso y una combinación de síntomas del síndrome metabólico.

Algunos médicos y especialistas lo consideran un sustituto natural a la metformina, medicamento muy usado en el tratamiento de esta enfermedad.

  Cardo Mariano (Silybum marianum): Qué es, para qué sirve, propiedades y beneficios

Un estudio realizado por el Centro Anti-Diabético del Hospital Monfalcone en Gorizia, Italia demostró lo antes mencionado.

El estudio tuvo una duración de 12 meses y se basó en la inclusión de silimarina al tratamiento de pacientes diabéticos insulinodependientes con cirrosis alcohólica. Un grupo de 30 pacientes recibió 600 mg de silimarina al día más su tratamiento normal, en cambio, el grupo control (30 pacientes) sólo recibió su terapia normal (1).

Con tan solo 4 meses de haber empezado el estudio, el grupo que recibió silimarina evidenció el descenso significativo de los niveles de glucosa en sangre, péptido-C y hemoglobina glucosilada.

El grupo control, a pesar de recibir su tratamiento normal, mostró un aumento en los niveles de glucemia.

Otro estudio demostró que tras 4 meses de tratamiento con 200 a 300 mg de silimarina, tres veces al día, los pacientes con DM tipo 2 lograron la disminución de sus niveles de glucemia, hemoglobina glucosilada, colesterol total y LDL, y triglicéridos (2).

La Dra. Soto Peredo de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, realizó un estudio clínico donde, luego de revisar la bibliografía, encontró que la silimarina posee propiedades antioxidantes y regenerativas de las células hepáticas (3).

Estos dos factores se consideran puntos fundamentales para el combate de la diabetes tipo 2.

Para su estudio, la Dra. utilizó ratas de laboratorio diabéticas a las que se le suministró un tratamiento a base del elemento antes mencionado.

Estas ratas presentaron mejoras bastante notables en cuanto a la regeneración de las células del páncreas productoras de insulina (células β), disminución de la resistencia a esta hormona y reducción de los valores de glucemia.

  Beneficios del Cardo Mariano para la salud del ser humano

Al final del estudio, las ratas tratadas con silimarina llegaron a la rehabilitación total.

Después de tener la evidencia necesaria aportada por el estudio, la Dra. Soto Peredo sugirió que la silimarina, componente del cardo mariano, no sólo posee un efecto preventivo, sino también tiene la habilidad para curar definitivamente la DM tipo 2, pudiendo llegar a ser una innovadora alternativa al tratamiento de esta enfermedad crónica.

Tomando en cuenta la información antes proporcionada, se puede decir que el cardo mariano en la diabetes, con su potente componente estrella, la silimarina, tiene la capacidad de regenerar las células β pancreáticas y hepáticas, restablecer los niveles normales de glucosa en sangre y disminuir la resistencia a la insulina.

Gran parte de las investigaciones realizadas concluyeron que se deben seguir desarrollando estudios acerca de esta planta, ya que sus innumerables beneficios para la salud podrían no sólo hacer que se convierta en un tratamiento válido para la DM tipo 2, sino también para otras patologías crónicas como las que afectan al hígado y otras vísceras abdominales.

Habiendo tenido todas estas razones en cuenta, recomendamos el uso terapéutico, preventivo y, obviamente, controlado de esta planta medicinal, por su gran aporte antioxidante, regulatorio y regenerativo.

¡No te queda de otra, debes incluir al cardo mariano en tu nutrición diaria!

Artículos relacionados: Beneficios de la acetil cisteína contra la diabetes

Únete a nuestra Comunidad.

¿Te gustó el post? Queremos compartir contigo la mejor información sobre salud natural y darte las claves para poder tomar el control de tu propia salud. Súscríbete y te enviaremos un email mensual con los artículos más destacados.
¡Claro, Me apunto!

POSTS RELACIONADOS, MÁS SALUD!