¿Cómo saber cuando tenemos los Neutrófilos bajos?

¿Cómo saber cuando tenemos los neutrófilos bajos? Los glóbulos blancos, o leucocitos, son las células encargadas de defendernos de los patógenos externos capaces de ocasionarnos serios daños.

Dentro de estos, los neutrófilos, también conocidos como leucocitos segmentados o granulocitos, nos protegen especialmente de las infecciones de origen bacteriano, aumentando sus cifras en sangre y ocasionando una condición conocida como neutrofilia.

Ahora bien, cuando existen neutrófilos totales bajos en sangre, la condición se denomina neutropenia y puede ser causada por una serie de procesos patológicos que ponen en desventaja no solo al sistema inmune del individuo, pero al organismo en general.

¿Qué valores indican neutrófilos bajos en sangre?

neutrófilos bajos que significa

En la práctica clínica, se considera tener niveles de leucocitos segmentados bajos cuando estos son inferiores a 1,5 x 109/L, siendo esta condición grave cuando los niveles bajan de 0,5 x 109/L.

¿Qué produce un valor de neutrófilos bajos?

Puesto que las causas de tener neutrófilos totales bajos son diversas, es preferible clasificar esta condición de manera etiológica.

La clasificación más práctica para conocer sus causas agrupa las neutropenias en congénitas, las cuales aparecen desde el nacimiento, y adquiridas, que, a su vez, se dividen en primarias o idiopáticas, cuando no se sabe bien cuál es el agente causal, y secundarias, cuando se conoce el factor causante de la patología.

Síntomas de neutrófilos bajos

Debido a que el sistema inmunitario se encuentra alterado en estos pacientes, los síntomas de la neutropenia no son del todo específicos.

 

Normalmente, esta condición es asintomática hasta que aparece algún tipo de infección, ocasionando fiebre, a veces como único signo.

También pueden encontrarse signos de inflamación alrededor de las heridas, con eritema, dolor y edema. Otros signos incluirían úlceras orales, ganglios linfáticos inflamados, diarrea, erupciones cutáneas localizadas, faringitis, entre otros.

Causas que provocan neutrófilos bajos

Como se mencionó más arriba, los factores que pueden causar neutrófilos bajos en sangre son varios. Empezando por las congénitas, estas producen sintomatología desde el nacimiento y muchas veces responden a condiciones hereditarias.

En esta categoría se encuentran la neutropenia cíclica, el síndrome de Kostmann, la disgenesia reticular, la neutropenia crónica benigna, así como otros síndromes relacionados.

En cuanto a las neutropenias secundarias, son importantes las ocasionadas por fármacos, tales como algunos analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos, quimioterápicos, psicofármacos, antihistamínicos, antihipertensivos, antiarrítmicos, antitiroideos, etc.

Son también frecuentes las que aparecen posterior a una infección como causa de la depleción temporal de dichas células inmunes.

Otras adquiridas incluyen las causadas por carencia de vitamina B12, folatos o cobre, las de origen inmunológico, metabólico, neoplásico, entre otras.

Por último, las neutropenias idiopáticas, en donde las causas no son conocidas, tienden a tener relaciones con procesos autoinmunes y a prolongarse en el tiempo de manera crónica.

Diagnóstico de neutrófilos bajos

Usualmente, el diagnóstico se realiza cuando hay sospecha clínica a través de un examen físico completo y de análisis de sangre confirmatorios.

Se deben evaluar las posibles causas y realizar los exámenes pertinentes para encontrar el agente causal, los cuales incluyen serologías, pruebas imagenológicas, examen de la médula ósea, determinación de concentraciones de elementos nutricionales, pruebas genéticas, etc.

Además, la interpretación de algunos valores en el hemograma, como pueden ser neutrófilos bajos y eosinófilos altos, leucocitos bajos y linfocitos altos, o neutrófilos bajos y monocitos altos, deben ser relacionados con el contexto del paciente, tomándolos en cuenta para realizar el diagnóstico.

Tratamiento de los neutrófilos bajos

El tratamiento de las neutropenias debe ir enfocado al agente causal. En resumen, el plan terapéutico usualmente incluye la suspensión del presunto factor etiológico, como puede ser la suspensión de un fármaco, el tratamiento de las enfermedades subyacentes, la profilaxis antibiótica, el uso de corticosteroides y la aplicación de factores de crecimiento celular.

Aparte, el hecho de proporcionar recomendaciones para reducir el riesgo de infecciones y patologías asociadas debe incluirse en toda terapéutica para las personas que tengan leucocitos segmentados bajos.

 

 
  ¿Qué es la paroxetina?

Únete a nuestra Comunidad.

¿Te gustó el post? Queremos compartir contigo la mejor información sobre salud natural y darte las claves para poder tomar el control de tu propia salud. Súscríbete y te enviaremos un email mensual con los artículos más destacados.
¡Claro, Me apunto!

POSTS RELACIONADOS, MÁS SALUD!