El Omega-3 para la Vista: Conoce sus beneficios oculares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
omega 3 para la vista

Ya sea promoviendo el riego sanguíneo en la retina o protegiendo al nervio óptico, los ácidos grasos Omega-3 son capaces de proporcionarle excelentes beneficios a la salud de la vista.

Numerosos estudios científicos comprueban las capacidades regeneradoras de este elemento graso a nivel del bienestar ocular.

De todos los sentidos, la vista puede ser uno de los más indispensables. Con ella podemos observar lo que sucede a nuestro alrededor y percatarnos de los cambios que pasan en nuestras vidas.

Sin embargo, los ojos y sus anexos, principales estructuras que componen este sentido, se ven asociados muy frecuentemente a comorbilidades como son la diabetes mellitus tipo 2 y la hipertensión arterial, las cuales, al final, pueden afectar su condición.

Dicho esto, se han realizado extensos estudios clínicos para saber cuáles son los mejores métodos para prevenir y/o tratar estas posibles patologías de manera satisfactoria.

A parte de tratar las comorbilidades o llevar a cabo procedimientos quirúrgicos no aptos para todos los casos, todo indica que el mantener una buena salud del ojo es lo necesario.

La nutrición diaria entra dentro de estas recomendaciones, existiendo alimentos, productos, hierbas y suplementos capaces de hacer lo anterior expuesto y mucho más.

Los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 han sido un fuerte contendiente desde hace muchos años, demostrando su importancia y efectos beneficiosos en la conservación óptima del ojo y sus anexos.

Aquí se presenta una lista con algunos de los beneficios que conlleva la inclusión del ácido graso Omega-3 a la dieta diaria del ser humano actual.

Tabla de Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    El Omega-3 es capaz de prevenir la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)


    La DMAE es conocida como una de las principales causas de ceguera irreversible en el adulto y recientemente, en busca de su prevención, se le ha asociado a su plan terapéutico el consumo de valiosos
    nutrientes que puedan tener un efecto antioxidante y protector sobre las células de esta zona.

    Todo indica que tener una saludable dieta en general es la mejor estrategia para reducir el riesgo de desarrollar esta patología.

    Además de asociar hábitos como el tabaquismo a un mayor riesgo de padecer la DMAE, los científicos relacionaron el aumento en la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 a un descenso en el riesgo de desarrollarla.

    Otros elementos como el zinc, los β-carotenos y las vitaminas A, C y E también fueron asociados a esta reducción en el riesgo (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7).

    Te puede interesar:

    > Qué es el omega 3: Beneneficios y propiedades principales

    > Beneficios del Omega 3 basados en ciencia

     Prevención de las cataratas con la suplementación a base de Omega-3

     

    Los números de personas afectadas por las cataratas a nivel mundial siguen creciendo cada año debido principalmente al pobre manejo que tienen estos afectados sobre el metabolismo de los carbohidratos.

    Por esta razón, ciertas medidas preventivas son necesarias, especialmente en zonas donde la disponibilidad de cirugías para corregir esta patología es insuficiente.

    La literatura existente sugiere que el riesgo de desarrollar cataratas puede ser disminuido a través de una dieta alta en ciertos elementos como los ácidos grasos Omega-3. Numerosas revisiones y estudios han demostrado lo anterior (8, 9, 10).

     Los ácidos grasos Omega-3 son capaces de mejorar la blefaritis y la disfunción de las glándulas de Meibomio (DMB)

    Estas patologías del párpado son producidas por la obstrucción de determinadas glándulas productoras de grasa con su subsiguiente infección e inflamación.

    Hay evidencia bibliográfica la cual indica que el incremento de los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 en la dieta diaria podría prevenir y mejorar el desarrollo de estas condiciones oculares a través de la regulación en la producción de lágrimas, estabilidad de las glándulas de Meibomio y control de ciertos parámetros bioquímicos (11, 12).

     Mejora del síndrome de ojo seco a través de los ácidos grasos Omega-3

    El síndrome de ojo seco es una compleja condición capaz de reducir el confort y la función visual.

    Numerosos estudios han sido realizados en búsqueda de la demostración de que la suplementación con Omega-3 tiene un rol positivo en la mejora de esta patología (13, 14, 15).

    Un estudio publicado en el “International Journal of Ophthalmology” evaluó el rol de la suplementación dietética con ácidos grasos Omega-3 en 522 pacientes con síndrome de ojo seco, administrando 500 mg del elemento 2 veces al día por 3 meses, además del grupo placebo. Al finalizar el estudio, la mejoría de los síntomas fue significativa (16).

    Otro estudio realizado en el año 2017 obtuvo resultados similares (17).

    Te podría interesar:

    > Beneficios del Omega 3 en el embarazo y lactancia

    > Beneficios del Omega 3 para la Piel

     Disminución del riesgo de desarrollo de glaucoma con el Omega-3


    Además de reducir los niveles de glucemia y hacer ejercicio físico regular, la inclusión de la suplementación con Omega-3 está relacionada a una disminución del riesgo de desarrollo de esta patología.

    Estudios indican que se puede conseguir la mejoría de la sintomatología, el incremento de la modulación de la microcirculación, la regulación del flujo sanguíneo ocular y el control de la neuropatía óptica solamente siguiendo esta recomendación (18, 19, 20).

    Como puedes comprobar, aportar a diario cantidad suficiente de Omega 3 a nuestro organismo es clave y fundamental para nuestra salud en general pero si, además, te preocupa tu salud visual o ya tienes problemas de vista relacionados, revisar, valorar si estás tomando la cantidad suficiente e incorporar este suplemento le vendrá muy bien a tus ojos, te lo agradecerán. 

    Eso sí, valora las opciones y elige un suplemento de calidad, porque no todo lo que hay en el mercado vale.

    Ir arriba