Síndrome del intestino permeable

En los últimos años, con el mayor conocimiento de la microbiota intestinal y todos los mecanismos que llevan estos microorganismos en el sistema digestivo, se ha conocido un nueva afección que, según varios estudios, podría ser la responsable de no solo patologías intestinales sino también de condiciones médicas de otros órganos y sistemas.

Se trata del síndrome del intestino permeable (SIP), una afección que, si bien aún hay profesionales de la salud que no la reconocen como una verdadera patología diagnosticable, este síndrome está dando mucho de qué hablar últimamente.

¿Qué es el síndrome del intestino permeable?

que es el sindrome del instestino permeable

También llamado síndrome de hiperpermeabilidad intestinal, este síndrome se caracteriza por la presencia de una alteración a nivel del revestimiento mucoso del intestino delgado, lugar en donde se da mucha de la absorción de nutrientes provenientes de la alimentación, funcionando también como un mecanismo de defensa contra microorganismos y otros agentes patógenos.

De esta manera, dicha barrera intestinal dejaría las sustancias dañinas en la luz intestinal, mientras que los nutrientes beneficiosos para el organismo pasarían a través de múltiples aberturas específicas vigiladas por los enterocitos, las células intestinales.

Dicho esto, al desarrollarse este síndrome, las aberturas y uniones celulares existentes se ensanchan, lo que puede permitirle a microorganismos dañinos y sustancias tóxicas pasar directamente al torrente sanguíneo.

Síntomas del intestino permeable

Al compartir mucha de la sintomatología con otras afecciones médicas, especialmente de origen digestivo, el SIP se torna difícil de diagnosticar. Algunos de los síntomas que podría causar, incluyen:

  • Diarrea y/o constipación.
  • Dispepsia e hinchazón abdominal.
  • Malabsorción intestinal.
  • Intolerancias alimentarias.
  • Fatiga crónica.
  • Dolores de cabeza.
  • Confusión y dificultad para concentrarse.
  • Alteraciones dermatológicas.
  • Alteraciones metabólicas.
  • Dolores articulares.
  • Inflamación generalizada.
  • Alteraciones inmunológicas.

Síndrome del intestino permeable y otras enfermedades

Debido a su posible vasta influencia sobre otros órganos y sistemas, el síndrome del intestino permeable se ha asociado a múltiples enfermedades, encontrando entre estas a la enfermedad celíaca, la diabetes mellitus, el síndrome de intestino irritable, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple e incluso el autismo, entre otras.

 

Sin embargo, si bien aún no hay evidencia científica suficiente como para definir estas asociaciones de forma específica, la relación que tienen la microbiota intestinal, la digestión y absorción de nutrientes, entre otros factores que se dan a este nivel, con varias enfermedades de origen distinto es cada vez mayor.

Causas

La permeabilidad de esta barrera intestinal puede verse afectada por múltiples causas, incluyendo dietas inadecuadas, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo, niveles altos de estrés mental, mala calidad del sueño, así como patologías que afecten directamente al sistema gastrointestinal como el síndrome de colon irritable, intolerancias alimentarias, infecciones intestinales, gastritis, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, trastornos autoinmunes como el lupus, entre otras.

Tratamiento

Ante todo, cabe destacar que no existe un protocolo terapéutico o algunos medicamentos para el intestino permeable. Sin embargo, lo que se busca en estos casos es mejorar la salud intestinal a través de cambios en el estilo de vida. Entre estos podemos incluir:

  • Incluir un mayor consumo de frutas y vegetales con altas cantidades de fibra dietética y reducir el consumo de carnes rojas y aumentar el de pescado y proteínas vegetales.
  • En algunos casos, tomar en cuenta factores de las dietas antiinflamatorias y/o FODMAP.
  • Evitar la ingesta de productos con azúcar agregada o edulcorantes artificiales.
  • Hidratarse de manera correcta, evitando el consumo de café, gaseosas y bebidas irritativas.
  • Incluir suplementos pre y probióticos, así como alimentos fermentados, y vitaminas para el intestino permeable.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaquismo.
  • Manejar de manera correcta los episodios de estrés mental.
  • Reducir el uso de antiinflamatorios no esteroides (AINEs) y evitar el uso inadecuado de antibióticos.
  • Mantener una buena higiene del sueño.
  • Hacer ejercicio físico regularmente.
  • Manejar correctamente patologías asociadas de las que ya se tenga un diagnóstico.

¿Cuándo consultar a su médico?

Como en toda patología, apenas se descubran los primeros síntomas, aunque al inicio no se relacionen directamente al intestino, se debería consultar con un profesional de la salud. De esta manera, se podrá proporcionar un plan terapéutico acorde a cada caso. Es muy importante no esperar a que los síntomas, cualesquiera sean estos, se agraven y aparezcan otras complicaciones médicas.

 

Referencias bibliográficas.

  • Álvarez-Calatayud, G., Guarner, F., Requena, T., & Marcos, A. (2018). Dieta y microbiota. Impacto en la salud. Nutrición Hospitalaria, 35(6), 11-15. https://doi.org/10.20960/nh.2280
  • García, A. M., Velázquez, M. N., & Penié, J. B. (2016). Microbiota, probióticos, prebióticos y simbióticos. 21.
  • Kinashi, Y., & Hase, K. (2021). Partners in Leaky Gut Syndrome: Intestinal Dysbiosis and Autoimmunity. Frontiers in Immunology, 12, 673708. https://doi.org/10.3389/fimmu.2021.673708
  • Paray, B. A., Albeshr, M. F., Jan, A. T., & Rather, I. A. (2020). Leaky Gut and Autoimmunity: An Intricate Balance in Individuals Health and the Diseased State. International Journal of Molecular Sciences, 21(24), 9770. https://doi.org/10.3390/ijms21249770
  • Wieërs, G., Belkhir, L., Enaud, R., Leclercq, S., Philippart de Foy, J.-M., Dequenne, I., de Timary, P., & Cani, P. D. (2020). How Probiotics Affect the Microbiota. Frontiers in Cellular and Infection Microbiology, 9, 454. https://doi.org/10.3389/fcimb.2019.00454

 

  ¿Qué es la Hioscina?

Únete a nuestra Comunidad.

¿Te gustó el post? Queremos compartir contigo la mejor información sobre salud natural y darte las claves para poder tomar el control de tu propia salud. Súscríbete y te enviaremos un email mensual con los artículos más destacados.
¡Claro, Me apunto!

POSTS RELACIONADOS, MÁS SALUD!